Aplicando la logística inversa ahorras hasta 15% tus costos

22 de marzo, 2017

 La logística inversa es una práctica que se encarga de gestionar el retorno de los productos al final de la cadena de abastecimiento, de forma efectiva y económica. Esta práctica se ocupa de optimizar y sacar provecho de tareas que resultan un verdadero problema para las empresas y grupos aduanales con un modelo de logística tradicional. 

Grandes beneficios de la logística inversa

El objetivo de la logística inversa es la recuperación y reciclaje de envases, embalajes, desechos y residuos peligrosos, así como de los procesos de excesos de inventario, devoluciones y productos obsoletos. Esta práctica ha demostrado que puede generar entre 3 y 15% de ahorro, aunque en algunos sectores puede llegar hasta el 50%. 

Sin embargo, y pese a tener resultados positivos comprobados, son pocas las compañías que lo consideran como parte de su proceso logístico, asumiendo a esta Best Practice como una simple gestión de devoluciones. 

Ejemplos de la implementación de la logística inversa

Para poder ejemplificar este modelo en diversas industrias, te compartimos algunos casos: 

  1. Una empresa invertía 22 millones de pesos en ganchos para colgar la ropa, pero al definir una estrategia de retorno de ganchos al proveedor para el resurtido de prendas, han podido darle “al menos cinco vueltas al gancho” y de esa manera reducir a 12 millones de pesos el gasto en estos insumos.

  2. Una gran empresa de autoservicio adoptó los conceptos costo-beneficio, requerimientos legales y responsabilidad social. Sacando ventajas de cada uno de ellos, puso a la venta una bolsa verde reutilizable, misma que tenerla hoy se convirtió en moda y representa una entrada de ingresos.

  3. Una compañía del sector de teléfonos celulares, bajo la premisa de tener un precio base de un artículo de devolución para su posible venta en otras circunstancias (por ejemplo, remates) y de ser flexibles en el precio porque a nadie le interesa comprar caro un producto con algún daño, decidió abrir un nuevo nicho de mercado para productos obsoletos o dañados

Retos de la logística inversa

Muchas son las maneras de llevar este modelo a la práctica. Sin embargo, uno de los obstáculos que enfrentan los grupos aduanales en esta área son los que los gobiernos imponen a la importación de productos usados.  

Los reglamentos de importación y exportación están hechos para proteger a las economías locales y poner barreras al material usado. Tienen buenas intenciones, porque quieren evitar ser el tiradero de economías más desarrolladas, pero el proceso de la logística inversa muchas veces funciona con material usado. 

En conclusión, la logística inversa tiene por objetivo estratégico, agregar valor económico, el cual crea un importante diferenciador de las compañías. Además, el concepto acepta los nuevos retos empresariales de competitividad y responsabilidad social empresarial, frente a la ecología. 

En Grupo Ei somos un grupo aduanal que ofrece todo tipo de asesoría en logística internacional. Trabajamos para que tus procesos sean los más eficientes de acuerdo a las necesidades de tu negocio. Consulta nuestros servicios.

New Call-to-action

Artículos relacionados