¿En qué casos no es requerida la certificación de origen?

23 de julio, 2020

La certificación de origen puede ayudarte a reducir o eliminar algunos impuestos, además le permite al importador o exportador acreditar el país o región de donde se considera originaria una mercancía.

Y con la llegada del T-MEC (el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá), este trámite se ha modificado en varios aspectos.

Por eso, si tu empresa debe realizar este trámite será de suma importancia que cumplas con los datos mínimos que debe contener la certificación.

👉🏻 Da clic aquí para conocer todos los cambios y los datos mínimos con los que debes contar.

 

☝🏻 Sin embargo, también hay dos posibles escenarios en donde la certificación de origen no es requerida:

  • Cuando el valor de la importación (la mercancía) no exceda los 1,000 USD o cuando la cantidad sea equivalente en la moneda de la Parte importadora o una cantidad mayor que la Parte importadora establezca.
  • Cuando se ha exceptuado el requisito de una certificación de origen, siempre que la importación no forme parte de una serie de importaciones que se puedan considerar como realizadas o planeadas para evitar cumplir con leyes, regulaciones o procedimientos de la parte importadora.

Recomendaciones para cumplir con la certificación de origen:

Es muy probable que tus operaciones no sean parte de alguna de las dos excepciones planteadas en este artículo. Por eso, en términos generales, te recomendamos: 👇🏻

  • Negociar con tus proveedores un formato estándar para cumplir con la certificación de origen.
  • Establecer con tus proveedores la fecha para la emisión del certificado.
  • Mantener la evidencia electrónica del cálculo del valor de contenido regional de los productos que se importen (CT o CN).
  • Contar con las herramientas electrónicas seguras para el resguardo de la documentación.
  • Contar con las herramientas electrónicas que faciliten cualquier auditoría.
  • Si emites certificados, asegúrate de tenerlos digitalizados, junto con el soporte de los cálculos (número de parte, fracción, origen, valor, insumos, etc.) que se utilizaron en la determinación del VCR.
  • Codificar los certificados (número de folio) y declararlo en observaciones de pedimento, para ligar la operación con la certificación.
  • Cuando se aplique preferencia de base a una declaración, debes manifestarlo en campo de observaciones del pedimento para saber que no existe un certificado para esa operación.
  • Utilizar las herramientas de reportes para saber a qué operaciones NO se aplicó preferencia y realizar las rectificaciones para aplicarla.
  • Tener un control de los certificados solicitados y recibidos por el proveedor para asegurar la aplicación.

En Grupo Ei, asesoramos a nuestros clientes en cada una de sus operaciones. Por eso, hemos podido ofrecer servicios de logística internacional que representan un gran valor para ellos.

Te invitamos a suscribirte a nuestro blog, pues constantemente publicamos las últimas actualizaciones no sólo en cuando al T-MEC y la certificación de origen sino de todas las buenas prácticas en comercio exterior para agilizar tus operaciones.

Ventajas de nuestro Grupo Aduanal

Artículos relacionados