Diferencias entre LIGIE y TIGIE: ¿Por qué es importante clasificar la mercancía?

27 de junio, 2019

Podría decirse que la TIGIE y LIGIE no pueden convivir una sin la otra, es decir, en una operación –cualquiera– se deben recurrir a las dos: son un complemento, dos tipos de regulaciones que son requeridas para poder importar y exportar mercancía.

Y cuando se habla de importar y exportar mercancía nos referimos a que ésta debe ser debidamente clasificada con anterioridad.

La LIGIE y TIGIE sirven para poder llevar a cabo la clasificación de mercancía sin contratiempos, y es muy importante para cualquier operación en todas las industrias. Además, sirven para conocer la clasificación arancelaria, sus reglas de origen, las políticas comerciales inmiscuidas en el proceso, pero sobre todo para que sepas –como empresa– cuánto debes declarar y cuál es el monto total de los impuestos que estás declarando. 

De esa manera, podrás estar informado acerca de:

  • El Impuesto General de Importación (IMG) que debes pagar. 
  • Las cuotas compensatorias de las que te debes hacer cargo. 
  • El Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente a tu operación. 
  • El Derecho de Trámite Aduanero (DTA) correspondiente. 

Por otro lado, La TIGIE es el principal instrumento para la operación de la política comercial del país, ya que permite no sólo clasificar los productos que se comercian con el exterior, sino también establecer una política comercial a través de los aranceles que la Ley estipula para cada código dentro de la Tarifa. Adicionalmente, la Tarifa permite obtener estadísticas para emitir mejores políticas públicas que fomenten la competitividad del país. 

Para su correcta aplicación, la TIGIE se complementa con las Notas Explicativas –desarrolladas por la Organización Mundial de Aduanas (OMA)–, en las que se describen los aspectos científicos y comerciales de las principales mercancías que se importan y se exportan, los procedimientos para su extracción o elaboración y los usos a los que comúnmente se destinan. 

 

En el siguiente video te explicamos más de la importancia de la clasificación de mercancía, cómo se relaciona con estas leyes y por qué tu agente aduanal debe dominarlas a la perfección: 

 

<< ¿Qué es LIGIE y cómo opera dentro del comercio exterior en México? >>

 

¿Y cuál es la diferencia real entre estas leyes? 

1. Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación (LIGIE)

El objetivo principal de la LIGIE es codificar todas las mercancías y determinar su clasificación en el comercio internacional mediante una nomenclatura aceptable internacionalmente para propósitos aduaneros, estadísticos y de transporte, así como para regular la entrada y salida de las mercancías y de los medios en que se transportan, o conducen, dentro del territorio nacional.

La LIGIE incluye diversas notas explicativas que conforman un compendio enciclopédico que contiene la interpretación oficial de la nomenclatura en la que se basa la tarifa arancelaria, así como en las que se definen algunos conceptos y se detallan las especificaciones de los productos que se incluyen y se excluyen.

Por ejemplo:

De acuerdo con la LIGIE, los animales vivos y productos del reino animal se clasifican en la primera sección de la tarifa.

LIGIE-ejemplo

Y en total, existen 97 clasificaciones.

 

2. Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación (TIGIE)

Por otra parte, la TIGIE es un reglamento base para clasificar las mercancías a importar o exportar y conocer los aranceles que se deben pagar. En su artículo primero se especifican 12 mil 498 fracciones arancelarias, las cuales sirven como base para clasificar ante las aduanas las mercancías exportadas o importadas. Asimismo, en ella se detallan las 22 secciones en las que se categoriza cada mercancía. 

De acuerdo con esta ley, toda mercancía debe ubicarse en un código de identificación universal, a seis dígitos, a efecto de aplicarles el respectivo impuesto de importación o exportación. Dependiendo el país, se le agregan dos dígitos a dicha nomenclatura, para reconocer el arancel y los requisitos para ingresar o dar salida a la mercancía de un país.

Siguiendo el ejemplo previamente utilizado, los animales vivos y productos de origen animal tienen, a su vez, distintas clasificaciones:

 

LIGIE-clasificaciones-ejemplo

 

Cada clasificación tiene impuestos distintos:

 

TIGIE-numeracion

Pero... ¿cuáles son los riesgos de no hacer una correcta clasificación? 

Llevar a acabo la clasificación de mercancía de manera incorrecta puede traerte muchos problemas. Por ejemplo, puedes caer en un Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera (PAMA). Lo que significa que las autoridades aduaneras pueden levantar un acta PAMA que les permite embargar precautoriamente tu mercancía de acuerdo a los términos previstos por la Ley Aduanera. 

Lo anterior puede suceder en diferentes escenarios: 

  • Cuando las mercancías se introduzcan a territorio nacional por un lugar no autorizado. 
  • Cuando las mercancías extranjeras en tránsito internacional se desvíen de las rutas fiscales o sean transportadas en medios distintos a los autorizados. 
  • Cuando se trate de mercancías (importadas o exportadas) prohibidas o sujetas a regulaciones y restricciones no arancelarias o estén fuera del marco legal de las normas oficiales mexicanas. 
  • Cuando el nombre, denominación o razón social o domicilio del proveedor en el extranjero o domicilio fiscal del importador –señalado en el pedimento, en la transmisión electrónica o en el aviso consolidado– sean falsos o inexistentes.
  • Cuando el valor declarado en el pedimento sea inferior al 95 por ciento o más al valor de transacción de mercancías idénticas o similares. 

Cabe destacar que en el mejor de los casos, dicha operación puede ser impugnada a través del Recurso de Revocación, Juicio de Nulidad o Amparo Directo, siempre y cuando se leve a cabo dentro de los plazos y formalidades que cada instancia exija.  

 

Ahora, ¿estás seguro que tu clasificación de mercancía es correcta?

Es común que algunas organizaciones en distintas industrias no sepan cómo clasificar su mercancía de acuerdo con las leyes estipuladas. Por eso, contar con una agencia aduanal como Grupo Ei, te ayudará a evitar escenarios de manera sencilla: lo que significa ahorro de costos y tiempo. 

En Grupo Ei contamos con un comité exclusivo de clasificación constituido por 15 personas donde te aseguramos evitar gastos innecesarios con distintas fracciones; lo cual es algo muy bueno, pues en la mayoría de los casos puedes encontrarte con agentes aduanales que cuentan con 2 o 3 clasificadores que pueden no llegar a un consenso y hacer que el proceso de tus operaciones generen problemas. Si ese es tu caso, te invitamos a consultar nuestros servicios. 

 

New Call-to-action

Artículos relacionados