¿Cómo afecta la llegada de Trump a la exportación de autopartes?

10 de noviembre, 2016

Con el anuncio de que Donald Trump tomará el cargo como presidente de los Estados Unidos el próximo 21 de enero, han surgido diversas dudas entre los empresarios mexicanos y grupos aduanales que aprovechan el Tratado de Libre Comercio para exportar sus productos, en especial en la industria automotriz.

La amenaza latente

Durante su campaña como candidato a la presidencia, Donald Trump insistió que, de ganar las elecciones, renegociaría el TLCAN imponiendo un impuesto del 30% a las exportaciones mexicanas, mismas que representan aproximadamente 200,000 millones de dólares anuales.

Estas medidas comerciales traerían las siguientes consecuencias:

  1. La industria automotriz es una de las más afectadas debido a que México es parte de la red de producción de autopartes del país vecino, lo que probablemente generaría pérdida de empleos en este sector.
  2. El posible impuesto podría sumar 5 mil dólares o más al precio de un automóvil pequeño proveniente de México.
  3. Los papeles de las automotrices japonesas también corren riesgos financieros pues dependen de la ubicación geográfica de México como un polo de producción para el mercado estadounidense.

Las primeras reacciones económicas

Una vez dados a conocer los resultados de las elecciones presidenciales en E.U.A., las acciones de los fabricantes japoneses, que producen autopartes de sus unidades para el mercado de Estados Unidos en México, retrocedieron con rendimientos por debajo del índice referencial Nikkei, que cedió un 5 por ciento.

Durante la jornada electoral, el yen ganó terreno frente al dólar por primera vez en 4 años, lo que de sostenerse no tardará en encarecer el precio de las auto partes procedentes de Japón.

¿Es viable el plan de Trump?

Si bien Trump ha ganado adeptos con este discurso, algunos especialistas advierten que una guerra de tarifas podría empujar a Estados Unidos y a gran parte del mundo a una recesión. Además, es muy poco probable que los consumidores estadounidenses y los grupos aduanales estén dispuestos a pagar más por un producto, cuando ya vivieron 20 años en condiciones de libre comercio.

En el caso de los autos, las amenazas de Trump llegan en un momento en que las armadoras buscan nuevas estrategias para vender sus vehículos a una nueva generación de consumidores, los millennials, que ya no quiere comprar autos, pues prefiere utilizar servicios de transporte como Uber.

La solución: nuevos socios comerciales

Como medida de prevención frente a los nuevos retos que vienen con el nuevo mandatario en E.U.A., México tiene que buscar diversas opciones de comercialización y, quien parece ser uno de los países clave es Corea del Sur.

En los últimos años México se ha convertido en el primer socio comercial de Corea del Sur en América Latina, mientras que Corea del Sur es el sexto país más importante en el comercio mexicano. Estos dos países podrían aprovechar los 15 tratados con 45 países con los que cuenta México y los 15 tratados que Corea del Sur tiene con 52 naciones.

Un Tratado de Libre Comercio entre ambos países significaría posibilidades muy interesantes en la industria automotriz, autopartes, agropecuarias y minería. Entre las principales ventajas, específicamente en la colaboración automotriz, es la combinación del capital y la tecnología que ofrece Corea del Sur.

Con todos los cambios que están por venir en las transacciones de autopartes, te sugerimos preguntar a tu grupo aduanal sobre las proyecciones comerciales y pide recomendaciones para llevar a cabo con cautela tus exportaciones e importaciones con la Unión Americana.

New Call-to-action

Artículos relacionados