5 consideraciones al contratar fletes aéreos

31 de enero, 2017

Tanto importadores como exportadores ven el transporte aéreo como una de las mejores opciones por su alta garantía en el nivel de servicio, seguridad y menor riesgo en daños a la mercancía durante su tránsito internacional.

Sin embargo, el costo del flete aéreo es de los más costosos comparado con otros tipos de transporte. Por esta razón, es necesario que tanto las empresas como grupos aduanales realicen algunas ponderaciones para optimizar sus envíos aéreos.

1.    Relación peso – volumen

Para el transportista aéreo, resulta el mismo esfuerzo mover una carga de 1Tn que una carga de 6 M3, por lo cual, la relación peso volumen que considera es de 1Tn=6 M3. De esta forma, la tarifa –expresada por kg. – se aplica sobre los kilogramos reales, o sobre el peso volumétrico, es decir, sobre el que fuera mayor.

El peso volumétrico surge de multiplicar los M3 de la carga por 167, lo cual dará como resultado un valor que se comparará con los kg reales de la carga. No olvides que el flete se calculará sobre el que fuera mayor, ya sea kilogramos reales o peso volumétrico. 

2.    Selecciona la categoría más conveniente

El precio del flete por kg. se define por rangos de peso, existiendo una primera tarifa para el transporte de hasta 45 kg., otra para envíos de hasta 100 kg., otra hasta 300 kg. y así sucesivamente, con el mismo criterio.

En la medida en que el rango refiere a mayores pesos, la tarifa del flete por kg. se reduce. La opción que siempre tiene el dador de carga es solicitar el cálculo del flete a través del mínimo valor de la siguiente escala.

Ejemplo: a un grupo aduanal podría convenirle pagar el flete de una carga de 90 kg en base a la tarifa mínima para cargas de 100Kg, si el precio final fuera inferior. Esto es, si el flete hasta los 100 kg fuera de USD 2/kg (90 kg x 2 = 180 USD), y el flete de más de 100 Kg fuera de USD 1,7/kg (100 kg x 1,7= 170 USD).

3.    Actualizar las cotizaciones con periodicidad.

Si bien en algún momento el costo del envío en una determinada ruta aérea puede ser elevado, no existen certezas de que tal costo se mantenga en todo momento.

Suelen producirse fuertes oscilaciones de precio del flete, por lo cual conviene actualizar cotizaciones en forma periódica o realizar consultas con los Agentes de Carga que representan a las compañías aéreas, indagando sobre las fluctuaciones en las tarifas.

4.    Considera la contratación de contenedores (ULD)

Los contenedores Unid Load Devices (ULD) son ideales para completar unidades de carga con una reducción de costos. Estos contenedores se adaptan a los espacios de las bodegas del avión y pueden contratarse para su uso completo, lo que permite acceder a tarifas de flete más económicas. Para saber las dimensiones disponibles, tienes que consultarlo con cada transportista.

5.    Contratación de un seguro adicional

En el transporte aéreo, el transportista incluye una cobertura mínima. Dicha cobertura, permite al damnificado cobrar un monto en caso de siniestro o deterioro, pero de acuerdo al peso de la carga, lo que provoca que muchas veces el monto no representa el valor de lo perdido. Por ello, es recomendable añadir una póliza de seguro adicional, que cubra los riesgos de pérdida durante el transporte internacional.

Nuestro rol como grupo aduanal, es ayudarte a optimizar exitosamente tus actividades en Comercio Exterior. En Grupo Ei trabajamos para que la calidad y el desempeño en tu cadena de suministro y distribución sea un factor diferenciador de tu negocio. Consulta nuestros servicios.

New Call-to-action

Artículos relacionados